Empleo en marketing online

49 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 43 Buffer 6 Pin It Share 0 49 Flares ×

vivir-de-la-petanca

Hay un dicho popular que afirma que en la vida tenemos 3 elecciones importantes a tomar:

1.- Cuál va a ser tu hogar y dónde estará.

2.- Quién va a ser tu pareja.

3.- A qué te vas a dedicar, es decir, cuál va a ser tu empleo.

Por suerte o por desgracia, en la mayoría de los casos “somos jóvenes” cuando tenemos que tomar esas decisiones, al menos por primera vez. Quien consiga un equilibrio entre las 3, en principio, será más feliz. En las 3, en mayor o menor medida, tenemos opción a decidir, aunque nos centraremos en la última. A día de hoy, ser joven y tener empleo se ha vuelto bastante difícil, sobre todo cuando te das cuenta que has dedicado un tiempo a formarte, que tienes muchas ganas de demostrar lo que vales y no encuentras las oportunidades que esperabas. Somos la generación más preparada y la que menos opciones ha tenido.

 

 

Cartel trainspotting

 

 

Al final de este artículo, si me permitís la osadía y del modo más humilde posible, intentaré dar unos cuantos consejos en la búsqueda de empleo o de “ganarse la vida” (tanto para ofrecer empleo como para buscarlo, y basándonos en las oportunidades que ofrece Internet), aunque quizás no sea quien para darlos. He sido y sigo siendo estudiante, ahora tengo trabajo estable y me fastidia ver las dificultades de hoy en día para conseguir un trabajo. Y digo conseguir, no encontrar.  Lo único que puedo decir, por mi parte, es que por suerte, y aunque me haya costado y me cuesta muchas horas de ocio, hoy en día estoy feliz con lo que hago, aunque no siempre ha sido así, y puede que la situación cambie algún día y ya no esté motivado con lo que hago o no me pueda dedicar a lo que me gusta.  Crucemos los dedos.

 

Crisis

Es la palabra que parece ser que lo está condicionando todo.

La crisis, que etimológicamente, significa CAMBIO. Si a alguien le sirve de consuelo, debo explicar que cuando terminé la carrera, en el 2004, estábamos sumidos los telecos en una gran crisis heredada de la burbuja de las punto com. Aquello era una crisis profunda de mi sector, pero nadie lo veía porque España iba bien, había muchos coches tuneados. Unos años antes, en 4º de carrera venían multinacionales del sector a la escuela y se llevaban a los alumnos por 40 y 50 mil euros al año, sin título. Éramos pocos, buenos estudiantes y había demanda. A pesar de todo, los de mi promoción (mileuristas, becarios o estudiantes de doctorado) todavía pudimos dar las gracias porque no ideamos nuestra vida en base a salarios de altos ejecutivos en la capital, como le ocurrió a muchos compañeros antes de ser despedidos y tener, por tanto, que asumir las deudas del BMW y casoplón. Por lo tanto, la crisis nos hizo poner los pies en el suelo y reinventarnos, de modo que muchos optamos por la formación, y otros por ser magos (sí, Jandro es compañero de carrera 😀 ). Os dejo su libro, y de paso, veis como es un enlace de afiliado en Amazon (si haces click y compras el libro en menos de 24 horas, Amazon me da comisión del 5 0 10%, y todo gracias a una cookie que le indica que has venido desde este blog).

 

Con todo esto y sin perder el foco, lo único que quiero decir que las crisis suelen ser pasajeras (a veces incluso son necesarias para regular algún exceso) y que todas las economías y sociedades han tenido momentos bajos pero por suerte, tarde o temprano, siempre se recuperan. Mientras tanto,  debemos de buscar nuestro queso.

 

Mamá, quiero ser Community Manager & SEO Analyst

 

mama-quiero-ser-artista

 

Desde que somos niños, siempre nos preguntan qué queremos ser de mayor. Y cuando somos mayores, siempre buscamos tener un momento para volver a ser niños, sin que se note demasiado. En Educación Secundaria, sobre todo después de la última ley Wert, nos toca decidir, cada vez más pronto, sobre los 15 años, lo que queremos ser de mayores, decidiendo un itinerario formativo u otro (o entrar en el mercado laboral), en función de las competencias que estamos desarrollando. Normalmente en los bachilleratos suelo preguntar dónde quieren trabajar en un futuro, a qué se quieren dedicar. En el 90% de los casos no lo saben. Todo es incierto (aunque prefiero no citar el porcentaje que quieren ser funcionarios, sin saber ni lo que es, ni el tipo ni de qué…).

 

Tal como hemos dicho al principio, el empleo es una de las 3 partes fundamentales para ser más feliz. Si conseguimos trabajar en lo que nos gusta, como Concha Velasco, las horas se nos pasarán muy rápido. A pesar de que son profesiones o disciplinas de moda y demandadas, todos los que se dedican al ecommerce o al marketing online, nunca le dijeron a su madre que querían ser realmente SEO Managers, o Expertos en analítica web, o Social Media Managers. De hecho, el colectivo de madres de estos profesionales siguen sin saber a qué se dedican sus hijos e hijas. La mía, sigue recordándome que vaya con cuidado en Internet, que no me vuelva a pasar aquello de la cesta de turrones que enviamos de urgencia allá por el 2005 a Galapagar, Madrid, porque un familiar estaba enfermo y que nunca nos llegaron a pagar.

 

Como todos sabemos, en el mundo del marketing online tenemos muchos referentes, muchos profesionales encumbrados porque han tenido éxito o simplemente, porque lo han sabido contar bien, sobre todo en blogs y en redes sociales. Cuando vemos a alguien en un púlpito, dando conferencias o dando clases (ojo, no les pidáis el C.A.P. porque seguramente no lo tienen), sólo hay que pensar que cualquiera de nosotros podemos estar ahí algún día.

Ellos, o nosotros, quizás estemos ahí no por ser los mejores, sino por haber sido los primeros. Y para ello, os paso otra lectura recomendada que lo explica muy bien: Las 22 leyes inmutables del marketing.

 

 

La Universidad

La Uni está bien vista. Muchos de nuestros padres se han dejado la vida y salario en darnos, al menos, la oportunidad de ir a la Universidad, para daros un buen futuro.

 

España es uno de los países con más estudiantes universitarios y con más Universidades por habitante. Por suerte, hoy en día (sin entrar en el tema de si hay más o menos becas) tenemos facilidad para acceder a estudios universitarios, lo cual es bueno, pero también es malo, en cuanto a que, por desgracia, no hay puestos laborales para lo que realmente hemos estudiado. Estamos bien formados y en algo que nos gusta, los europeos lo saben,  pero no hay ofertas de empleo tan especializadas. Por ejemplo, las ingenierías en España son fuertes, pero pocos trabjan de ingenieros puros aquí (En Alemania sí que hay oportunidades en ingeniería). En teleco nos prepararon muy bien en Antenas, Microondas y Comunicaciones ópticas (fibra óptica), para diseñar y crear en departamentos de I+D+I. Sin embargo, muy pocas empresas hacen I+D+I aquí.

 

La mayor parte de investigadores y doctores han de emigrar puesto que como mucho, han conseguido un trabajo en la universidad en el cual, se pueden plantar en 35 años y no haber cotizado todavía a la Seguridad Social. Se podría decir que no hemos conseguido adaptar lo que la sociedad demanda a lo que la Universidad ofrece, y cualquier cambio propuesto tarda años en tener resultados por la burocracia que ello implica. Sin ir más lejos, en los planes de estudios actuales, apenas aparecen contenidos relacionados con la nueva era de Internet y el marketing online. Vuelvo a citar teleco para comentar que sí que dabamos infrastructuras de red a un alto nivel (las siglas ATM estaban por toda la escuela), pero cojeábamos mucho en materias de la vida real, tanto a nivel tecnológico como en Economía, empresa y marketing. La universidad hace intentos para acercarnos a la empresa, pero existe tanta burocracia que normalmente acaba en balde, se llega tarde a los cambios.

 

Los 3 grandes problemas de los recién titulados

Por mi profesión, doy clase a todo tipo de perfiles y edades: niños, adolescentes, universitarios a punto de terminar y recién licenciados, desempleados de todo tipo, autónomos y profesionales de distintos sectores, empresas, etc. Todos estos colectivos me dan buen feedback de la situación laboral actual. Cuando trato, por ejemplo en Google Actívate, con recién licenciados en búsqueda activa de empleo, me suelen plantear estos problemas:

 

1.- La Titulitis.

2.- Acceso imposible a una entrevista de trabajo, sobre todo si no tenemos experiencia (que nadie nos da).

3.- Trabajar gratis.

 

1.- La titulitis

Bendita palabra.

El principal objetivo de un currículum es resumir toda nuestra experiencia formativa y laboral para ser el/la mejor candidato/a en una oferta de trabajo. Y para conseguir dicho empleo, muchos candidatos mienten. Mienten a propósito como estrategia o bien mienten engañándose a si mismos, indicando títulos o certificados que acreditan conocimientos y competencias que realmente no tienen tan desarrollados como ese título indica. El fin justifica los medios.

Esté bien o mal (cada uno que aplique sus propias técnicas), solemos incurrir en aquello de “es que lo hacen todos”, con lo cual, quien selecciona tiene complicado a veces escoger al candidato más idóneo. Lo cierto es que la única manera de regular esto es con exámenes comunes, tal como se hacen en las oposiciones y Selectividad, o como hacen sobre todo las consultoras, con varias entrevistas y psicotécnicos eternos. Posiblemente, el truco muchas veces está en que el entrevistador no comprueba esas aptitudes (aunque después se arrepienta de no haberlo hecho). Curiosamente, al menos en mi caso, en ninguna entrevista tuve que entregar o enseñar mi título de Ingeniero. Sólo lo tuve que hacer cuando la empresa en la que trabajaba pidió una subvención y tuvo que demostrar que empleaba a jóvenes titulados.

Muchos másters y postgrados viven de la titulitis. Cuestiones como si es oficial o no, o el renombre de la escuela, o el poder adquisitivo de quienes lo realizan (contactos) son suficientes para cursarlos, dejando atrás otras cuestiones “menos” importantes como la metodología, bolsa “real” de empleo, proyecto fin de máster, etc. A pesar de todo, los “títulos” funcionan para conseguir empleo, incluso para aprobar una oposición y conseguir una plaza, siempre que estén certificados y puntuen.

Por lo tanto, está muy bien llenar nuestro CV de cursos, certificados de aprovechamiento y titulaciones de todo tipo, ya que de algún modo inspiran proactividad, pero está mucho mejor que realmente, lo que cursemos y destaquemos en el CV no sean fakes y que tengamos realmente esas competencias.

Si queremos imporesionar a quien nos entrevista, la mejor manera es demostrándole de algún modo que tenemos esos conocimientos, por ejemplo, trabajando nuestra identidad digital. Para ello, os sugiero alguas estrategias basadas en el marketing online y en la creatividad, aunque las desarrollaré en otro post:

Escribir un blog: sí, suena a tópico, pero siguen siendo un buen punto de partida para demostrar nuestros intereses, lo que sabemos e incluso nuestro portfolio.

Analizar la estrategia online de la empresa que te entrevista: si tienes acceso a una entrevista, sorprende al seleccionador (vale un CV en papel fosforito puede funcionar, pero me refiero a otra cosa), con mucho respeto y cuidado, habiendo hechos los deberes antes, comentándole oportunidades de negocio de su empresa en internet, o detallándoles su debilidades en SEO, usabilidad, ecommerce, etc. Funciona sobre todo si detectas que quien te entrevista no es docto en la materia. La gente tiene mucho miedo a este tipo de conocimientos y se pondrán a la defensiva rápidamente. Por eso, intenta que sea suave y con engagement, con una sonrisa por delante y sin que se ofendan.

Mantener actualizado el perfil de Linkedin. Aunque parezca sorprendente, funciona muy bien. Muchos business angels y cazatalentos usan Linkedin para buscar candidatos. Sin ir más lejos, recuerdo que un business angel me comentó cómo había encontrado a un comercial con idiomas en esta red. Tanto empleo en linkedin, como en about.me, como en google plus lo trataremos más adelante en otro post. (Suscríbete más abajo, en el footer del blog y lo recibirás por email)

Infojobs también funciona muy bien, aunque es mucho más generalista. Existen portales parecidos a infojobs, pero más segmentados, como tecnoempleo.  Nosotros en Ecommaster.es no prometemos empleo (tenemos bolsa, pero no podemos asegurar nada porque depende de las empresas que solicitan los candidatos), pero sí que intentamos que las empresas nos tengan en cuenta cuando busquen un profesional ecommerce o de marketing online. De hecho, nuestra sección alumni es una “tienda online de alumnos” en los que intentamos que las empresas “los/as agreguen al carrito”.

 

Ecommerce Manager

 

Comprar un dominio con nuestro nombre y jugar con el SEO y PPC. ¿Os imagináis que después de una entrevista, el seleccionador busca vuestro nombre en un buscador y encuentra un anuncio en Adwords con un call-to-action sugerente y sorprendente? Y además, ¿os imagináis la cara que pondría el entrevistador si tras hacer click hacemos que llegue a una landing con nuestro videocurrículum personalizado hablando de su empresa y analizando su buena o mala estrategia en Internet?

Os pongo un ejemplo. Asi quedaría el snippet en Google siendo resultado orgánico o natural habiendo trabajado el SEO, aunque realmente, la acción la tendríamos que hacer con PPC, es decir, pagando un anuncio de adwords para que el resultado fuera inmediato. Está hecho con SEOMOFO.

PPC para tu CV

 

Por otra parte, en el mundo digital, Mozilla ha desarrollado openbadges.org, que son insignias que certifican que hemos superado algún curso y se pueden embeber (incrustar) en perfiles, por ejemplo, de Linkedin. UniMOOC y Google Actívate las usan.

Así que no perdáis la oportunidad. Hoy en día existe muchísima información GRATIS en Internet, sobre todo relacionada con el marketing digital (el SEO es el rey en esta materia…). La puedes encontrar desordenada, en cientos de blogs y videos de youtube, y también ordenada, como por ejemplo en MOOCs, cursos y webinars online gratuitos, plataformas como Unimooc, Coursera, Udemy, Floqq, Tutellus, Google Actívate, Google Academies, etc.

 

La paradoja del profesor de Marketing Digital

Siempre suelo contar la paradoja del profesor de marketing digital, que consiste en que todos los que damos formación sobre estos temas, no tenemos estos títulos, certificados o insignias, más que nada, porque nadie nos lo ha enseñado. Hemos tenido que ir probando y aprendiendo sobre la marcha, hablando y leyendo sobre lo que los compañeros publicaban, en foros y blogs. Y como este mundo no tiene fin, tenemos que estar siempre releyendo y estando atentos a las novedades para no quedarnos obsoletos. De hecho, cualquier usuario que pruebe, por ejemplo en una tarde, una nueva funcionalidad de Google Analytics Universal, quizás sepa ya algo más que alguien que sea profesor en esa materia, y que no le ha dado tiempo a revisar la nueva versión e interfaz. Cualquier alumno o usuario que instale la última versión de Magento (por ejemplo, la 1.9) e instale alguna extensión nueva, ya sabrá en esa materia más que un profesor o incluso un developer que todavía no la ha instalado y probado. Así que si queréis fastidiar a un profesor, ya sabéis cómo… No seáis malos y nos dejéis en evidencia… 😛

 

 

2.- Acceso imposible a una entrevista de trabajo

Además de la titulitis, otra de las grandes cuestiones que me plantean los alumnos es que a día de hoy, nadie les da la oportunidad de, al menos, acceder a una entrevista de trabajo y demostrar su valía. Desgraciadamente, es cierto. Hablando en términos de ecommerce o purchase funnel, si nos vemos a nosotros mismos como una tienda online, es muy difícil conseguir tráfico (que vean nuestro CV o perfil profesional), por mucho que invirtamos en branding, CPM (coste por 1000 impresiones o visualizaciones) o CPC (coste por click). Y sin tráfico, por muy alta que sea la tasa de conversión, pocos Leads u oportunidades laborales tendremos. No podemos persuadir, no podemos tener engagement, si nadie nos da esa oportunidad.

Al haber tantos candidatos, muchas empresas caen en el error de buscar talento a coste cero, y lo peor de todo es que asignan trabajos en los que no se puede demostrar la valía del becado o empleado en prácticas (léase, hacer fotocopias y llevar cafés). Como mucho ofrecen prácticas de empresa, que no suelen ser remuneradas. Hay universidades, como la UPV, que desde este año obligan a pagar a los alumnos que ofrece en prácticas. Al parecer, había empresas que abusaban porque era una manera de tener, a coste cero, trabajadores que hacían tareas “sin valor” de aprendizaje para el alumno, y los sustituían automáticamente por otro al terminar el periodo de prácticas. Yo lo he hecho este año en turronesydulces.com, y he pagado por media jornada unos 300€. La universidad se hace cargo de la seguridad social. Creo que es algo justo. (Disclaimer: es mi pareja). Y encima, me han enviado un certificado dándome las gracias (y sin que lo sepa, es de un antiguo profesor mío que ahora es el responsable del Centro de Formación Postgrado :P)

Quizás me meta en camisa de once varas con este tema tan espinoso, pero sí que es cierto que las prácticas de empresa suponen un coste porque hay que formar al alumno / empleado. Hay que emplear recursos humanos (horas y personal) en esa formación, y a veces, se fracasa y se pierde dinero y tiempo. En mi caso empleé un tiempo valioso en enseñar Magento, Zoho CRM, mailchimp, adwords y el knowhow de una tienda online. Tuve suerte, funcionó porque despertó interés y curiosidad.

La empresa justifica muchas veces  el “no pagar” las prácticas por ese tiempo dedicado a formar. Todo es discutible, pero yo prefiero motivar de algún modo a quien entra a formar parte del equipo, aunque sea con alguna cantidad que ayude a “pagar la gasolina”. En mi caso, intento buscar alguna fórmula para poder trabajar por objetivos o aplicar algún tipo de gamificación, en plan: si llegas a este objetivo, consigues esto, y así sucesivamente, aunque sé que no es fácil, sobre todo si no estás en un departamento de ventas. Admito que es fácil de decir, pero muy difícil de implementar y que he fracasado alguna vez.

Otro ejemplo en esta dirección que creo que funciona y tiene contentos a todos es hacer partícipe al nuevo empleado de algún proyecto, para que de alguna manera lo sienta como suyo. Nuestra administrativa entró de prácticas y le ofrecimos formación reglada (cursar Ecommaster.es) y coger un proyecto desde cero para poder trabajarlo. Ahora es su CEO. Es una tienda online, hecha en Magento (sí, el monstruo Magento), de baquetas artesanales para timbales. Lo único negativo de haber tenido esta iniciativa es que ahora, mi whatsapp y chat de Facebook se llena, un fin de semana cualquiera, de preguntas sobre metadescriptions, wordpress, SEO en la plantilla y en las fichas de producto. Pero por otra parte, llevar ese proyecto ha servido para que controle SEO, SEM, haga las campañas de mailchimp, etc. en el máster. En el caso que comentaba de turronesydulces.com, la iniciativa consistió en aplicar la metodología LEAN a un producto o servicio que tengo, pero que quería desarrollar, mejorar y formalizar: las visitas a la fábrica de turrón. Trabajando por objetivos (ventas) hice que el producto fuera suyo y que lo tuviera de forma autónoma, con capacidad de decisión. Creo que también funcionó, motivó.

Inbound Marketing en tu marca personal

Hablando también en términos de marketing online, lo que he detectado es que aplicar Inbound Marketing (marketing de atración) en el terreno personal o laboral funciona muy bien. Me explico. Si vemos que “buscar trabajo” no funciona, podemos hacer que “nos encuentren”. Conseguirlo no es fácil, requiere tiempo y rodaje, pero como he dicho, en el terreno del ecommerce y marketing digital, solemos buscarnos entre nosotros según la reputación online de cada uno, es decir, según lo que publica en blogs, twitter, linkedin, etc. Al final, twitter es como un pueblo, nos conocemos todos y sabemos de qué pie cojeamos cada uno.

Sin ir más lejos, podría contar que la mayoría de profesores de Ecommaster.es (y van más de 100 entre presencial y online) los he contratado por networking (léase birras), eventos, comentarios en twitter (incluso BIO) y sobre todo, porque en su blog me han demostrado que son expertos en la materia (sin resultar demasiado pedantes). Y ojo, muchos de ellos no tienen muchos followers en twitter, no sé si me explico…  Asi que de nuevo, insisto en empezar desde ya a crear una marca personal o identidad en redes sociales, si no la tenemos ya.

 

 

3.- Trabajar Gratis.

Sí, claro.

Otro tema espinoso… ¿Dónde está el límite entre dar tus servicios a otros gratis y estar aprendiendo para tí? Lo comentábamos antes con el tema de las prácticas o becas, y el poco acceso a una entrevista de trabajo para “poder demostrar algo”. Se está dando el caso de que como no tenemos experiencia, la tengo que conseguir de algún modo, y ese modo, muchas veces es trabajar gratis. Nos encontramos con mucha gente, trabajando gratis, y mirándose unos a los otros diciéndose: ¿Estamos tontos o qué? Seguidos de un: “es lo que hay”. El límite está en la paciencia que podamos tener, y en el tiempo que queramos dedicar.

Yo creo que en el fondo todos hemos trabajado y seguimos trabajando gratis, pero entiendo que todo tiene un límite. He de reconocer también que parte de lo que yo considero éxito en mi carrera profesional, también es por haber hecho algo “gratis”. Si somos rácanos con esto, tenemos menos probabilidad de encontrar oportunidades que mejoren nuestra situación laboral. Al final, creo que todos obtenemos nuestra reconpensa, pero a nadie le regalan nada.

Creo que la clave está en para quién trabajamos gratis. Si es para los demás, tenemos que valorar si vale la pena el aprendizaje y el currículum, y evidentemente, si tenemos un colchón económico para subsistir. Si es para nosotros, estoy totalmente seguro de que siempre le sacaremos rentabilidad, tarde o temprano. Trabajar gratis para nosotros mismos, por ejemplo, formándonos o escribiendo artículos densos en nuestro blog, a pesar de que puede parecer que estamos perdiendo el tiempo, siempre será bueno.

Voy a poner un ejemplo real. El novio de mi compañera de piso en Valencia era cocinero. Trabajaba en un restaurante de lujo. Incluso lo contrató el propietario de una conocida marca de moda como cocinero de su barco. Sin embargo, lo dejó y se fue a trabajar gratis 6 meses a un restaurante conocido. Repito: 6 meses gratis, sin ningún tipo de remuneración para pagarse el piso y otros gastos. ¿Qué restaurante era? El Bulli de Ferran Adrià, que abre 6 meses al público y los otros 6 meses está a modo laboratorio innovando. Evidentemente, en su caso, optó por mejorar su currículum y aprender nuevas formas de cocina trabajando gratis.

 

Otro ejemplo de trabajar gratis son los eventos, incluso las conferencias. Hay clases, conferencias, webinars, etc en los que se trabaja gratis. Sí, el más reputado influencer que igual te pide 1000 € por una charla, ha trabajado y sigue haciendo este tipo de actuaciones gratis (aunque a ti te haya pedido un caché alto). A veces lo haces porque los organizadores te caen bien, o porque tu estás muchas veces en esa situación y te gusta que te ayuden en un evento. O bien lo haces porque te conviene en tu marca personal o en el branding de tu empresa. Hay veces que incluso pagas por dar una charla. Sí, en la mayoría de ferias de tu sector o  congresos pagas por dar una charla. ¿Te lo imaginabas? A mi me sorprendió. Y puedes pagar incluso 12.000€ por trabajar gratis, que es lo que costaba dar una charla gratis en una feria. Es el ejemplo de Tiching. Esos 12.000€ sirvieron para obtener posteriormente una inversión de 5 millones de euros, según nos contó Nang, su fundador, en Google Actívate Barcelona. La conferencia en cuestión, al lado de Microsoft creo recordar, le dio acceso a sus leads y contactos que han hecho que crezca.

En definitiva, el trabajo gratis da para mucho debate, mucha analítica desde distintos ángulos, y como he dicho antes, todo tiene el límite que alcance nuestra paciencia.

 

Ya para terminar me gustaría hablar de las oportunidades que nos ofrece Internet. Hay mucho humo al respecto, sobre las profesiones. Hasta ahora le dábamos valor a un currículum con idiomas, incluso con ese famoso “Internet Avanzado: mozilla firefox y Outlook”. Las competencias digitales han pasado a tener mucha relevancia para desarrollarnos como profesionales en la era actual. Si competimos en el mercado laboral, tenemos muchos puntos a favor si las adquirimos. Podemos practicarlas en aficiones o hobbies que nos gusten. De este modo aprenderemos a gusto, que es de lo que se trata. Quizás algún día logremos dedicarnos a lo que nos gusta y dónde queremos vivir, y cuando veamos “Españoles en el Mundo” no sentiremos envidia. (¿También os pasa, verdad?). Eliminaremos del mapa esa frase de que “En España hay tres salidas laborales: por tierra, mar y aire”.

Así que si has sido alumno mío en estas materias y has llegado hasta aquí, sólo me queda decirte que (no tiene nada que ver con el meme de Julio Iglesias)…

Las empresas y los empresarios os necesitan, pero todavía no lo saben. Haced que lo sepan.

 

 

¿Qué opinas? ¿Iniciamos el debate más abajo en los comentarios?

 

  • Cintia

    jejeje a mi me ha encantado esta entrada al blog… me hayo buscando trabajo, después de mi recién titulitis conseguida en Enero, y después de haber sido becaria por 300€ media jornada, no he llevado cafes, ni fotocopias, pero he aprendido más bien nada…

    No he acabado de entender esto que comentas… Asi quedaría el snippet en Google siendo resultado orgánico o natural
    habiendo trabajado el SEO, aunque realmente, la acción la tendríamos que
    hacer con PPC, es decir, pagando un anuncio de adwords para que el
    resultado fuera inmediato. Está hecho con SEOMOFO.

    Yo lo puedo hacer? cómo hago que la persona que me busca lo vea?

    gracias!!

    • Fabian Lopez Coloma

      Lo que quiere decir es que el anuncio en sí se tendría que hacer en adwords. SEOMOFO sirve para ver cómo quedaría el texto en los resultados naturales de google (sin anuncios). El ejemplo no lo hice como anuncio sino como si fuera un resultado natural, tras posicionarlo en SEO, lo cual, no es inmediato. En tu casi, si estás buscando trabajo ya, tendrías que hacer anuncio ¿Te he resuelto la duda?