Keyword Stuffing: exceso de palabras clave en tiendas online. ¿Funciona o no?

18 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 14 Buffer 4 Pin It Share 0 18 Flares ×

El keyword stuffing, hablando de posicionamiento en buscadores, consiste en utilizar en nuestro texto de manera abusiva y muy recurrente la palabra clave que queremos posicionar. Google también lo llama exceso de palabras clave. Esto conlleva a que muchas veces, los “humanos” que leemos el texto veamos que no existe cierta coherencia en los textos, o dicho de otro modo, si un profesor de Lengua nos lo corrigiera, seguro que nos llamaría la atención por repetir la misma palabra muchas veces, proponiéndonos como alternativa el uso de sinónimos y otras fórmulas lingüísticas y semánticas. Recordemos que en Internet, aunque a veces nos digan que redactemos pensando en los humanos, tenemos que saber escribir para personas y también para máquinas (sobre todo crawlers y arañitas que rastrean nuestras webs para entenderlas y darles un buen ranking).

TF-IDF, Term Frequency – Inverse Document Frequency

Hace un tiempo se hablaba mucho de la densidad de palabra clave a la hora de redactar textos y ponderaba mucho el parámetro a la hora de posicionar en buscadores. No obstante, ahora  ese concepto se ha ampliado un poco más. Por ejemplo, en el año 2014 empezó a utilizarse el término TF-IDF, Term Frequency – Inverse Document Frequency, muy relacionado con la minería de datos.

Moz lo explicó así:

Term frequency moz

Básicamente, la frecuencia de aparición de una palabra clave en un texto se tiene en cuenta no sólo en ese artículo, url o post, sino que ahora se tiene en cuenta su aparición global en otros documentos relacionados.

En este blog sobre técnicas de recuperación de datos lo explican muy bien también científicamente:

Formula tf-idf

Veamos el siguiente ejemplo con datos prácticos para entender este tostón:

Tf-idf Term frequency – Inverse document frequency), frecuencia de término – frecuencia inversa de documento

Tenemos un libro sobre comercio electrónico dividido en varios capítulos (25 en el ejemplo). Quiero saber qué capítulo es el que más relevancia da a la palabra “ecommerce”. No lo voy a medir a nivel individual y comparar la densidad de esa palabra clave por capítulo (en el ejemplo estoy midiendo un capítulo con una densidad del 5%), sino que lo calcularé teniendo en cuenta el valor global de todo el libro.

Con estos datos, una manera de calcular ese parámetro daría los siguiente resultados:

frecuencia de ocurrencia del término en la colección de documentos

Es decir, el parámetro, en ese capítulo en concreto que estoy midiendo, no quedaría en un valor del 5% sino del 6,6% según los cálculos extraídos del blog del profesor Manuel Blázquez.

Digamos que el TF-IDF:

  • Aumenta cuando la palabra clave aparece muchas veces en un número pequeño de documentos, lo cual es lógico.
  • Es baja cuando aparece pocas veces en un documento.
  • Es baja cuando aparece poco en muchos documentos, evidentemente.

El TF-IDF que es, en principio, lo que usan a día de hoy los buscadores, compensa de este modo que hay palabras que aparecen en muchos documentos con las que aparecen en pocos. Es decir, soluciona el problema de las “stop words”, palabras muy comunes del vocabulario que siempre aparecen (y que no son relevantes), como lo son los artículos, preposiciones, etc.

Por lo tanto, el libro sería la world wide web, y los capítulos serían las url individuales, es decir, los artículos / post / webs.

Ufff, qué manera más espesa de empezar un artículo… Os prometo que a partir de ahora, hablaré de densidad a secas para enterlo todo un poco mejor.

Dejando de lado el TF-IDF, en este artículo vamos a intentar resolver algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la mejor densidad de palabra clave ideal para nuestros textos para que los buscadores nos den una buena posición en sus resultados de búsqueda?
  • ¿Cómo tengo que escribir las fichas de producto de mi tienda online y la vista de categorías para posicionarme bien en google?
  • ¿Qué enlaces es recomendable poner en las fichas de producto y vista de categorías de un comercio electrónico?
  • ¿Qué es más recomendable, listar los productos en modo rejilla o grid o modo lista?
  • ¿Cuáles son las mejores herramientas para medir las keywords de mis artículos?
  • ¿Qué es mejor, enlazar internamenta a los tags y categorías de tu wordpress o a un artículo con un gran contenido?

Al final del artículo os explico un experimento que pretendo hacer en mi tienda online cambiando una opción muy sencilla de la misma para aumentar, casi sin hacer nada, el número de palabras de una url en concreto que quiero que  mejore el ranking.

Vamos a intentar resolver algunas de estas cuestiones. Antes de seguir, espero que compartáis en los comentarios vuestra experiencia al respecto puesto que así podemos sacar mejores conclusiones, y si algún SEO ve que hay algún ejemplo de algún cliente, que no se me enfade :D. ¿Te animas a comentar? Por mi parte, iré actualizando este post con vídeos y ejemplos mientras vaya sacando más conclusiones del experimento.

 

Vamos a empezar con las preguntas que creo que todos nos hemos hecho alguna vez.

¿Funciona utilizar en exceso palabras clave en nuestras webs?

En principio, la respuesta es NO. No obstante, como siempre ocurre en el mundo del marketing digital orientado a resultados y sobre todo, el SEO, la respuesta es: DEPENDE. O mejor dicho, según qué casos. En teoría ya no funciona, o funciona mal, pero de vez en cuando te encuentras casos que te llaman la atención. Voy a intentar explicarlo con los ejemplos que he tratado yo, pero es un tema bastante difuso.

SEO On-Page en una tienda online

En los últimos días, realizando formación ecommerce y SEO in-company, di con un caso curioso relacionado con una categoría de una tienda online de decoración. En el segundo lugar de la SERP se encontraba una url perteneciente a un ecommerce donde se estaba precisamente “abusando” de la palabra clave. Y no sólo en el párrafo que describe a la categoría de esos productos, con negritas y enlaces redirigidos con 301 a esa misma web, sino que además, en los listados de productos que, al estar en modo lista y no modo rejilla, mostraba sus descripciones que, a su vez, seguían incorporando la palabra clave y en negritas por cada producto listado.

Para más INRI, la negrita tenía el mismo color que los enlaces, de modo que a nivel visual, no se distingue si la keyword es un enlace o simplemente es una negrita, a no ser que analices el código o situes el ratón por encima. La parte de SEO OnPage, al menos en esa landing, resulta más que curiosa. En el vídeo que he grabado, que está un poco más abajo si haces scroll, se ve todo esto mucho más claro.

Aquí tienes una imagen usando la Mozbar que muestra, subrayado en verde, los enlaces internos. Si desactivamos mozbar, vemos que esos enlaces se ven igual que las negritas (en este caso, en azul), de modo que no se distinguen a simple vista porque no tienen tampoco subrayado. Creo que queda claro aquí cuál es la keyword, ¿no? 😛

enlaces-negritas

A pesar de que los buscadores son semánticos, parece ser que hay que repetir que chino es casi lo mismo que oriental.

Canibalización de keywords en SEO

Viendo la imagen anterior podemos introducir también el concepto de canibalización cuando estamos hablando de posicionar keywords.

La canibalización ocurre cuando los buscadores se confunden en tu web ya que no saben qué url es la más relevante para una keyword en concreto. Si en varias webs intentas remarcar la misma palabra clave, al final los buscadores se vuelven un poco locos.

Por eso, si usas en WordPress el plugin de SEO by Yoast, te pone el semáforo en verde cuando te dice: “Bien, no has usado esta keyword en otros artículos de tu blog”.

Tal como he comentado antes, si nos fijamos en la imagen anterior, esos enlaces, en gran medida (no los he probado todos) apuntan a esa misma web, modo loop, en lugar de repartir el linkjuice a otras url. Esto quizás tenga que ver con lo que estamos hablando de la canibalización de palabras clave: en principio, y siempre digo “en principio”, es recomendable que cada url de nuestro sitio o landing page, en este caso una tienda online, tenga “trabajadas” sólo una palabras clave, entendiendo que cuando digo palabra clave me refiero realmente a keyword phrases (no sólo a una sino a varias).  Parece ser que en este caso se está aplicando la técnica de utilizar los “anchor text” y redirecciones a la misma url para “asignar” esas keywords más long tail al propio enlace donde están metidas.

Dicho de otro modo:

No es recomendable que tengamos varias url donde trabajemos la misma keyword. Esto no es lo mismo que decir que no es recomendable que una url tenga asignadas varias keywords, sobre todo si esas otras keywords no las voy a trabajar en otra url.

Uff qué lío. Voy a intentar poner algunos ejemplos por aquí:

En un blog, lo ideal sería que si estamos hablando de un tema en concreto, por ejemplo, de Inbound Marketing, realicemos un buen artículo con mucho contenido y de calidad, en lugar de desgranarlo en distintos post. Evidentemente, todo es enlazable e incluso un buscador puede entender que dos post son dos partes de lo mismo, pero si voy a tener otra url hablando de lo mismo, al menos tengo que orientar el artículo más al long tail, es decir, en lugar de “trabajar” de nuevo la frase “Inbound Marketing”, habría que tratar, en la medida de lo posible, de jugar con “Consejos de Inbound Marketing” o “Inbound Marketing para empresas del sector inmobiliario”. Ahora bien, ¿tiene sentido que ese post que es la megaguía del Inbound Marketing trabaje varias keywords, y no sólo Inbound Marketing? Pues en principio no pasa nada. Es más, si utilizas varias keywords que estén relacionadas, mi opinión es que ayudas al propio buscador a que sea más semántico si cabe. En el ejemplo anterior, yo usaría del mismo modo “Inbound Marketing” y “Marketing de atracción” que es otra aceptación del término anglosajón que solemos utilizar. Incluso me atrevería a introducir palabras relacionadas, aunque no sean lo mismo, si no tengo la intención de dedicar un post al respecto, por ejemplo, Email marketing automation.

En este mismo artículo que habla de keyword stuffing aplicaré esta misma técnica: voy a optar por actualizar el post con las novedades en lugar de crear nuevos artículos para hablar de esto, que es lo que hacía con anterioridad. Como sabemos que los crawlers pasan varias veces por aquí, según lo último que he leído, vale mucho la pena actualizar los contenidos e ir optimizándolos con el tiempo, y no dejar que se queden estáticos. Personalmente, creo que hace un tiempo existía la manía de que si un artículo estaba bien posicionado, era mejor no tocarlo por si acaso, pero a día de hoy vale la pena crear actualizaciones que mejoren el contenido.

Y hablando de WordPress, ¿qué crees que es mejor: enlazar al tag o categoría de mi palabra clave o al artículo principal (es decir, a éste mismo)? Cuando fui blogger semiprofesional (escribía sobre todo de gadgets y software libre por sólo 2 o 3 euros por artículo, pero aprendí muchísimo), en las guías de estilo siempre me decían que pusiera enlaces en los primeros párrafos al tag o la categoría. En aquella época ni se hablaba de los nofollow ni había llegado el zoo de los algoritmos de google. Ahora soy más partidario de apuntar a un artículo principal que tenga el mejor contenido, incluso si ya tienes post antiguos, dedicar tiempo a recopilar otros artículos en uno sólo y darle fuerza. ¿Y tú, qué recomiendas? ¿Me das tu opinión en un comment?

Vamos a ver otro ejemplo de canibalización relacionado con las tiendas online. Imaginemos que tenemos una tienda online de calzado. Una de las categorías es “calzado para niña” y parte de nuestro producto estrella son las “bailarinas”. Tenemos un amplio catálogo de bailarinas, con lo que hemos creado una subcategoría de “calzado para niña” llamada “bailarinas”. Siempre es recomendable, en la medida de lo posible, que cada categoría y subcategoría tenga, además del listado de producto en modo rejilla o lista, algún párrafo inicial con contenidos para meter los H1, H2, negritas, enlaces, imágenes, etc. (lo hemos visto en el ejemplo de la imagen). El error y la canibalización estaría si tanto en la categoría y en la subcategoría intento posicionar la palabra “bailarinas”. Lo ideal es que en la categoría “calzado para niña” se generen contenidos relacionados con ese concepto más generalista, usando otras palabras clave relacionadas como “zapatos”, “los más pequeños de la casa”, “edad infantil”, “calzado infantil femenino”, incluso “zapatos hechos en España para niñas”, “calzado artesano de 5 a 14 años” etc. Por otra parte, la subcategoría de “bailarinas” tendría que llevar todo el contenido relevante relacionado con ese tipo de producto y además, no estaría mal algún enlace interno desde otras url.

Consejo a la hora de crear categorías en una tienda online

Por cierto, ya que estamos con este tema os cuento un pequeño consejo, aunque lo desarrollaré en otro post. A la hora de crear las categorías en el top menú, si sólo nos fijáramos en SEO y no en el negocio en sí (márgenes, productos estrella, salida de stocks, etc.), lo ideal sería irnos a Semrush o a Google Keyword Planner y ver qué es lo más buscado y, a ser posible, lo menos competido. Intentaría meter arriba, de izquierda a derecha, las categorías más buscadas y menos competidas, en ese orden. Incluso me inventaría categorías que quizás en el sector no las entiendan como tal, pero el usuario medio las use así para buscarlas.

Por ejemplo, y tiro a mi terreno. Si eres de Jijona piensas que todo el universo es conocedor de todas nuestras grandes especialidades de productos navideños. Un jijonenco no concibe que alguien confunda el turrón de Jijona y el turrón de Alicante. Para nosotros es un sacrilegio e incluso, cuando alguien habla de turrón blando y turrón duro, y no utiliza las denominaciones de origen “Jijona y Alicante”, nos tiramos de los pelos. Así somos… Un jijonenco en sus categorías de su tienda online siempre pondría esos términos con denominación de origen, a pesar de que el Keyword Planner nos diga todo lo contrario (que se busca más turrón blando o duro), lo cual es un gran error. Quizás sea más esclarecedor este otro: todos los jijonencos sabemos lo que son los turrones de obrador. Lo asumimos como algo universal, pero realmente, no lo es para nada. Estos turrones son los que se hacen en el “obrador” de las fábricas (un espacio separado del resto), y son: el turrón de yema, yema tostada, turrón de nieve, de coco, etc. (es decir, los que no son Jijona y Alicante). Dar ese nombre a una categoría es un error. Es lo que haríamos todos los jijonencos, pero es un error porque nadie va a buscar “turrones de obrador”, sólo nosotros. En ese caso, conviene utilizar otras keywords que se buscan más, como “turrones artesanos”, a pesar de que todos sean artesanos.

SEO Off-Page

Dejemos de lado ahora todo el onpage, que ha dado para largo, y volvamos al ejemplo que estábamos tratando para hablar del offpage, con menos extensión. Sí, retomamos el ejemplo de la imagen de MOZ con los enlaces y negritas.

Al investigar SEO off-page no encontré enlaces directos a esa landing de categoría, aunque evidentemente, sí al dominio principal. No obstante, me llamó la atención un enlace que precisamente estaba entre los 10 primeros resultados de las SERP y que denotó que el asunto estaba en manos de SEOs que han hecho un excelente trabajo. Como por escrito es más complicado de explicar (y tampoco quiero poner enlaces), mejor te lo muestro en este vídeo del que te había hablado antes:

 

¿Qué opinas? Venga, espero tu comment!

Por otra parte, Chuiso ha realizado un experimento en el que ha comprado 3 dominios EMD, Exact Match Domains, es decir, que tienen las palabras clave en el dominio y en el orden adecuado. Uno de ellos tiene contenido optimizado, otro sobreoptimizado y otro sin optimizar. El resultado del vídeo os dejo que lo comprobéis vosotros para no chafarle los 12 minutos de vídeo :D.

 

Creo que ya puedes ir sacando tus propias conclusiones. Como todos sabemos, existen muchísimos factores que afectan al SEO pero cada vez más, el SEO es menos SEO y prima siempre el contenido de calidad. Google es un robot, pero cada vez es más semántico y más humano, con lo que es importante siempre confiar en el buen hacer del content marketing. Y ya que estamos hablando de contenidos, siempre surge la duda de cuándo y con qué frecuencia utilizar las palabras clave en cuestión, y es donde entra en juego el concepto de densidad de palabra clave en los artículos. Y la pregunta es…

¿Cuál es la densidad de palabra clave recomendada?

El parámetro keyword density se mide teniendo en cuenta el número de palabras totales y las veces que has usado tu palabra clave. Es decir, es el porcentaje de veces que está la palabra clave frente al total de palabra. Un ejemplo for dumbs: si los textos son cortos y metes tu keyword muchas veces, tendrás una densidad alta, con lo cual habrá keyword stuffing.

Por ejemplo, si tenemos un texto de 1000 palabras y nuestra keyword aparece 100 veces, la densidad es 100/1000 = 10%.

Antes parece ser que funcionaba el keyword stuffing, pero llegó un momento en que los buscadores empezaron a penalizar esta práctica ya que no aporta valor. Era la época en la que también se ponían en el footer todas las palabras clave, incluso escondidas (poniendo el color de la letra del mismo color que el fondo para que el usuario final no lo leyera).

Hay que tener en cuenta que cada resultado de búsqueda es distinto y que existen palabras clave que realmente se miden en varias keywords, es decir, son keyword phrases. Por ejemplo, “tarjeta de crédito” no tiene sentido medirla por separado, ni “tarjeta de visita”. Podríamos hacer un ejemplo análogo con “hoja de cálculo”.

Lo recomendado es tener una densidad de… bueno, que nos lo diga el señor Matt Cutts, que se pregunta inicialmente si el 0.7%, el 7% o el 77%.

 

Te resumo lo que dice el vídeo si eres un poco perezoso o no puedes enchufar los altavoces en la oficina o mientras ves la tele (sí, hoy en día, el 80% de los que están viendo la tele tienen un smartphone o tablet al lado y procrastinan). Básicamente, la idea es la de siempre:

No te obsesiones con ese parámetro y dedícate a crear contenido de interés, original y con valor. Existen ejemplos buenísimos de un posicionamiento ideal con una densidad de palabra clave alta y otros con poco texto y densidad de keyword baja. Así que piensa menos en SEO y genera contenidos útiles y buenos. 

Parece ser que según Matt Cutts el linkbuilding no es importante. De hecho, me parece que oficialmente nadie de Google nunca lo ha dado por oficial. Bueno, nadie hasta hace poco. Te lo cuenta mejor este post y podcast de SEO Profesional de Juan Carlos Díaz al que te recomiendo suscribirte, aunque te lo resumo:

Según Andrey Lipattsev, uno de los encargados de Calidad del buscador Google en Dublin, existen 3 factores que influyen en los rankings: el contenido (onpage), los enlaces de autoridad (sí, por fin se reconoce el efecto del linkbuilding) y por otra parte, el RankBrain, que es la inteligencia artificial que utiliza google para hacerse cada vez más humano y semántico. Y asegura que en ningún orden en concreto.

Aquí tienes el momentazo, ya cerca del minuto 30 de la entrevista: https://www.youtube.com/watch?time_continue=1800&v=l8VnZCcl9J4

 

Herramientas para calcular la densidad de palabra clave de una web

Volviendo a los contenidos. Existen distintas para saber si una web tiene keyword stuffing. Las vas a usar casi seguro cuando estés aprendiendo SEO y quieras saber cómo lo están haciendo, por ejemplo, todos aquellos que están monetizando un blog, ya sea a través de nichos y afiliados, como a nivel de marca personal.

Si tienes WordPress y el plugin de Seo by Yoast te lo indicará fácilmente, pero si no vas a usar tu WordPress, por ejemplo, para analizar a un competidor, te recomendamos las siguientes herramientas para medir el keyword density.  Es importante resaltar algunas notas sobre caracteres especiales (acentos, apóstrofes) y las stop words (preposiciones, artículos, etc.). Por ejemplo, si tienes un acento en una palabra, por ejemplo, “camión”, quizás te analicen la palabra “cami” en lugar de la original. Lo ideal sea que utilices una herramienta en tu idioma para evitar datos erróneos.

Por otra parte, lo ideal es analizar el texto que metes  y no todo el que aparece en tu código HTML, que incluiría los meta title, metadescription y las meta keywords que, como ya bien sabemos, los buscadores se las pasan por el forro por esos abusos de los que hablábamos al principio del post.

Aquí va el listado de herramientas para saber si tu texto está optimizado:

  • SEO BOOK Keyword Density Tool: es la que más utilizo yo junto a SEO Quake. Nos da informes nítidos y sencillos, incluyendo los snippets con los metas:

keyword stufing

Podemos ver en la imagen de arriba que de 4500 palabras, sólo hay 497 que son únicas (sin contar las stop words).

  • Herramienta de Internet Marketing Ninjas para la densidad de palabra clave:  Es menos intuitiva pero también te puede servir si quieres comparar.
  • Small Seo Tools: ésta no la he utilizado, pero ocurre igual que antes, que la puedes utilizar para comparar. Aquí tienes un buen listado.
  • SeoQuake: La que más me gusta a mi es la opción que nos dan los compañeros de Semrush. Es una extensión que puedes usar tanto en Chrome como en Firefox. Veamos el ejemplo que estamos tratando. Hay que tener en cuenta que el análisis lo tenemos que hacer con keywords de una palabra, dos palabras, 3 palabras y hasta 4 palabras para que todo tenga sentido:

 

Seo Quake keyword density

Vemos que con 1 keyword estamos hablando de densidades de menos del 3%, aunque el mejor ejemplo es el siguiente:

seoquake densidad de palabra clave

De nuevo estamos rondando el 3% si lo miramos de manera individual, pero como sabemos que los buscadores son semánticos, realmente tendríamos que sumar todas las palabras clave similares, es decir, las dos que están recuadradas en rojo. Es decir, la densidad de palabra clave realmente la obtendríamos sumando todas las densidades de las palabras clave que nos interesan en cuestión, no individualmente.

Si usamos la herramienta de SEOBook tenemos los siguientes resultados:

Seo Book keyword stuffing

Por lo tanto, vemos que estamos hablando de densidades de aproximadamente un 10%, que es un resultado a tener en cuenta y que en mi caso, yo lo consideraría como una sobreoptimización de keywords. Sin embargo, parece ser que está funcionando.

 

También puedes leer, ver y escuchar este Whiteboard de Moz al respecto.

Conclusiones:

Después de casi 4000 palabras, creo que la mejor conclusión que puedo dar es que escribas como te dé la gana y cruces los dedos.

Próximo experimento

Uno de los siguientes artículos consistirá en un experimento para ver si simplemente cambiando la manera de listar los productos en una categoría, de modo rejilla (grid) a modo lista (list) en magento, afecta a los resultados de las búsquedas. Al pasar la categoría de grid a lista, se ha duplicado el número de palabras clave de 1200 a 2400, con lo que en principio algún resultado debe de haber.

De momento, ando un poco asustado porque tenía dos resultados pegados, el de una ficha de producto y el de la categoría y… el de la categoría ha desaparecido, y es el que había tocado…

desaparece-la-url

¿Te ha gustado el artículo? ¿Me ayudas a compartirlo para poder ampliarlo con tu experiencia? Prometo añadir vuestras conclusiones por aquí. Por ejemplo, podemos comentar casos de éxito en fichas de producto que rankean muy bien, densidades óptimas a partir de las cuales se sobreoptimiza, etc.

  • http://luciaroldan.com Lucía Roldán

    Últimamente he visto webs que rankean haciendo lo que anteriormente se hacía pero que ahora Google Panda y Google Penguin ven con malos ojos, con lo que muchas veces, tras estudiar un caso y ver que rankea bien con estas malas prácticas me quedo asombrada. No obstante, tengo fe en que esto es cuestión de tiempo y ciertas webs no tardarán en ser detectadas por el crawler y acabarán siendo castigadas. Eso, o se me cae un hito con el White Hat y empaparme de conocimiento de las actualizaciones de los algoritmos de Google.

  • http://seacomoseo.com Loren San Sol

    ¡Hola! ¿Y qué me dices si tienes una categoría como “zapatos de salón” y dos subcategorías de ésta como “zapatos de salón con tacón” y “zapatos de salón planos” si se desean posicionar esas mismas palabras? ¿No se canibalizaría la palabra “zapatos de salón”? Y si es así, ¿Cómo lo evitarías?

  • Pingback: 12 posts de Marketing Digital para recuperarme de la Feria de Sevilla